Taberna Sacacorchos, tapas de inspiración asiática en Vícar

Nov 14 2016

Taberna Sacacorchos, tapas de inspiración asiática en Vícar

Choca encontrar un bar así en Vícar. Por nombre y apariencia, uno podría esperar otra cosa bien distinta de la Taberna Sacacorchos. Lo que nos encontramos es un bar de tapas con vocación de restaurante con un cocina de inspiración internacional con marcadas inclinaciones a Asia e Italia y cierta predilección por los currys tailandeses. El uso de picantes y jengibre es casi norma de la casa.

Llevan trabajando con esa filosofía unos cuatro años y parece que les va razonablemente bien. Tiene buena acogida entre los agricultores de la zona y comensales fieles que llegan desde Aguadulce e incluso Almería capital. El local es acogedor, aunque con aforo bastante limitado tanto dentro como en la terraza. Mi rincón favorito es al final de la barra, con vistas a toda la actividad de su cocina abierta.

Tienen unas pocas tapas más o menos fijas más las del día. Algunas son de cortesía con la bebida y otras se pagan a parte, con precios que van desde los 2 a los 5 euros por tapa. Entre las de cortesía destaca la ‘Tosta de pesto rojo con Parmesano’, tan sencilla como intensa. Su mezcla de sabores permanece durante muchos minutos en el paladar. El ‘Pollo Teriyaki’, que sirven en cada vez más bares de Almería, encuentra aquí una versión más que digna. La carne del ave se marina en salsa de ostras, soja y mostaza. Y luego el pollo se sirve con otra salsa que lleva más soja, jengibre, cayena, azúcar, mirin y vinagre de arroz. No se alarmen los enemigos de lo exótico, tienen algunas opciones de tapas de plancha de Almería de toda la vida (con algún toque personal).

Entre las tapas de pago destacan la ‘Papada de cerdo ibérico cocinada a baja temperatura con alioli de ajo negro’, que es una suculenta joya gastronómica que se deshace en la boca, y la ‘Carri curry coco’, una carrillada cocida en leche de coco, cardamomo, hierba de limón y curry rojo con claras evocaciones tailandesas y carácter ibérico. Otra que no está mal es el ‘Pollo a la italiana’, que está marinado en vino blanco, laurel, ajo, orégano y salsa de soja. Luego se reboza en harina con cortezas del parmesano y cereales. En la base lleva  beicon ibérico y pesto rojo y para hacer esta tapa una absoluta perdición la coronan con queso Provolone picante gratinado. También es buena idea pasearse por las tapas del día, donde se lucen con frecuencia, y preguntar por las raciones, con las que se esfuerzan en agradar.

Al frente de los mandos de la cocina está el joven Paco Peña. Es uno de los muchos cocineros autodidactas que se han dejado seducir por las nuevas técnicas de la alta cocina y por las tendencias internacionales de la gastronomía. Su falta de base formativa la suple quizás con buena intuición, pasión y cierto talento para la combinación de sabores.

Se siente un privilegiado porque sus inicios como cocinero los vivió “con dos enamorados de la cocina”: estuvo unos pocos meses con Alejandro Sánchez (Restaurante Alejandro, Roquetas) y casi un año con Joseba Añorga (Taberna Añorga, Almería). El nombre carri curry coco seguramente te suene de verlo en esta taberna ubicada en la Plaza Vieja de la capital.

En un futuro próximo Paco Peña se ve haciendo “cocina de autor en Vícar” pero es consciente de que aunque su propuesta ya es diferentes a los bares de la zona y bastante personal, aún le queda mucho para hacer lo que quiere hacer en Taberna Sacacorchos. Su apuesta es por la calidad tanto del producto como de la elaboración de la materia prima. “Peleo a diario con proveedores por la calidad. No sirvo nada que yo no me comería”, asegura.

En cuanto a las principales carencias cabe destacar la ralentización del servicio los días que la taberna se llena, especialmente los fines de semana. Son conscientes del problema y su solución pasa por formar personalmente la gente que fichen para las funciones de atención al cliente.

También fallan en el vino, no ya por la modesta selección, sino por la temperatura de servicio, a la que, parece, prestan poca atención.

En cualquier caso, Taberna Sacacorchos es un local a tener en cuenta en el Poniente de Almería. Hay buen nivel, pero además se nota que todavía hay mucho margen y ganas para la mejora. Esperamos que el futuro nos de la razón.

Por último, Paco Peña no se corta en presumir del arroz con bogavante que cocina su padre y que sirven por encargo. Si hay algún arrocero en la sala que lo pruebe y nos lo cuente.

Taberna Sacacorchos
C/ Manuel Navarro
Vícar (Almería)
Teléfono: 622 212 259
Cierra domingos noche y lunes todo el día

Quizás te interesen

Deja un comentario

Su nombre (obligatorio)

Su e-mail (obligatorio)

Asunto

Su mensaje