¿Sabes quién le saca fotos a tu hija?

Ago 12 2017

¿Sabes quién le saca fotos a tu hija?

Con el auge de las redes sociales ya no basta con tener las fotos del móvil o las que saca tu amiga/o con su réflex digital. Ahora hay que tener un book personal, realizado por un “profesional”, para publicar tu mejor lado en las redes.

Lamentablemente como en toda tendencia hay personajes que también saben aprovecharse del momento. Por ello deberíamos prestar atención a determinados puntos a la hora de contratar o colaborar con un fotógrafo para evitar sustos a futuro como fotografías de un ámbito privado publicadas en internet, su uso en publicaciones comerciales, pasando por perfiles falsos en los que aparecen tus imágenes, hasta una verdadera mala experiencia durante la sesión.

Se debe prestar  especial atención cuando las/os modelos son menores de edad. Muchas veces ni los padres somos plenamente conscientes sobre lo qué están haciendo, quién le hace las fotos o qué va hacer con ellas. Es muy fácil caer en el engaño, atraídos por el mundo de la moda o el “famoseo”.

En Almería hay grandes profesionales de la fotografía y no sólo hablamos de los más conocidos dentro del mundo wedding cómo Clemente Fotógrafos, o artísticos como Rodrigo Valero. Hay muchos profesionales, por nombrar algunos: German y Vero, Michael Pieter, Alberto Rojas, Lidia Clemente, Paqui Rodríguez, Rafael Castaño, Lourdes Román…

Seguramente nos dejemos muchos en el tintero, podéis comentar y etiquetaros en esta publicación dónde dejaremos aquellos de los que tengamos una buena referencia.

Pero lamentablemente hay quienes no lo son.

Entonces, ¿Cómo protegerse para evitar malas experiencias? Os damos algunos consejos:

El primero es informarse, hay que saber con quién se va a trabajar, colaborar o a quién se va a contratar. Busca referencias, pregunta en grupos de fotografía, contrasta la información sobre ese fotógrafo, persona o asociación. Si, es tedioso, pero esta investigación evitará males a futuro. Lo mejor es conocer bien con quien se está tratando y no tener como referencia sólo sus webs o redes, ya que esa información puede ser falsa.

Busca y compara. Siempre que te suponga un coste, pero sobre todo, si es una colaboración altruista. No te quedes con lo primero que veas, mira diferentes portfolios, compara calidades y busca comentarios o referencias.

Antes de la sesión, muy importante aclarar el uso que el fotógrafo pueda hacer de las fotos, más si son fotografías de boudoir o desnudos. No te fíes de la palabra, exige un contrato entre ambas partes dónde vengan pactados los derechos de explotación y difusión de las imágenes, o su total confidencialidad y privacidad. Esto no evitará que puedan aparecer imágenes en internet sin tu consentimiento, pero si te da una herramienta legal para actuar si llegase el caso. Los menores necesitarán un permiso del tutor o tutora legal, cualquier foto realizada sin este será “ilegal”, aunque la/el menor firmara consentimiento.

Importante: Prestar mucha atención al contrato, leerlo bien y ante alguna duda sobre el lenguaje utilizado, lo mejor es revisarlo con un abogado.

Nunca solas/os. En las sesiones, si no conoces o no tienes plena confianza en el fotógrafo, jamás estéis solas/os. Siempre acompañados de un amigo o familiar. Muy en especial los menores deben de ir acompañados de un tutor legal. En ningún caso para realizar la sesión se debe de prohibir la entrada al acompañante donde se realice el shooting. Además en raras ocasiones una sesión requiere de estar a solas, normalmente hay auxiliares, maquilladoras… durante la misma.

Para impulsar tu carrera de modelo no hay que desnudarse. La fotografía de desnudos es una fotografía difícil y compleja por su delicadeza. La línea que separa la calidad de lo vulgar y casposo es muy fina y hay que ser un gran fotógrafo para lograrlo. Hay que tener muy claro el hacerse fotos boudoir o de desnudo. Siempre los límites los ha de poner la persona que hace de modelo. Si el fotógrafo te tiene que convencerte, mejor no hacerlo.

Para terminar os diremos que los derechos innegables de autoría del fotógrafo, no son una carta blanca para hacer lo que quiera con las fotos. Nuestro consejo es huye de quien piense así.

Por último aclarar que esta entrada no pretende criminalizar al sector. Está lleno, como hemos dicho, de grandes profesionales y amantes de la fotografía. Queremos, precisamente, dar valor aquellos que se toman la fotografía con seriedad y rigurosidad, frente aquellos que la utilizan como un medio para otros propósitos.

Nos decidimos hacer esta entrada al ver el auge de carteles de “castings” buscando modelos, que se ven por las calles de Almería. He insistimos, no tenemos nada que ver con ninguno.

Esperamos vuestros comentarios y valoraciones.

Quizás te interesen

Deja un comentario

Su nombre (obligatorio)

Su e-mail (obligatorio)

Asunto

Su mensaje