Estación de ferrocarril de Almería

Feb 13 2015

Estación de ferrocarril de Almería

Con un estado actual lamentablemente algo abandonado este edificio histórico de la provincia de Almería fue el símbolo de modernidad de finales del XIX en el que por fin contemplarían la llegada de este novedoso transporte conocido por ferro-carril.

Muchas son las voces que se alzan para su recuperación y uso público de este edificio emblemático como un espacio que podría estar destinado a la cultura y desde Almería Trending queremos apoyar la conservación, recuperación y revalorización de nuestro patrimonio.

 

Fotografía de portada: Leiva

 

¿Conoces su historia?

En 1892 la compañía francesa “Compagnie de Fives-Lille” hizo una importante aportación diseñando el cuerpo central de estructura de hierro y amplias cristaleras de vidrio en el que destaca el carácter representativo y moderno del edificio cuyas proporciones arquitectónicas así como la combinación del hierro y de los ladrillos decorativos, recuerdan mucho los hermosos modelos admirados en Francia en la Exposición Universal de 1889 y cuyo arco monumental dota a esta estación de un sello digno de la importancia del camino de hierro de Linares a Almería. En la fachada principal, una placa deja constancia del arquitecto autor del proyecto, el francés L. Farge, vinculado a la citada compañía.

 

  • Vista interior del cuerpo lateral de la estación

Sería por tanto imposible catalogar esta estación a un único estilo; historicista en cuanto a la decoración en algunas partes del cuerpo central, ecléctico historicista más o menos barroquizante en los cuerpos laterales y mudejarista por sus ladrillos vistos y barandillas.

Los elementos decorativos, se multiplican tanto en el interior como en el exterior. En la fachada principal se repite en azulejos la “A” de Almería con el grafismo típico vasco de txapela, como aporte de los artesanos que participaron.

 

  • Reloj y detalle del interior y de los azulejos

Un reloj en labor de hierro destaca sobre la cristalera central y dentro se eleva  el mural cerámico de Francisco Cañadas (Almería 1928) que refleja el presente (primer término), pasado (plano intermedio) y futuro (convoy sobre el viaducto en el fondo) del ferrocarril en Almería, mediante escenas vinculadas a los viajeros y paisajes ferroviarios típicamente almerienses, todo ello adornado por piedras naturales y vidrios pintados en teselas irregulares para dar movilidad a la obra.

El edificio fue concluido en 1893. Pero no entraría en uso hasta la inauguración del tramo Almería-Guadix el 23 de julio de1895.

La estación se vio afectada por la Guerra Civil, la balaustrada de ladrillos que contornea el remate superior debió ser reconstruida tras el bombardeo de la aviación alemana. Fue así, como debajo de la estación se improvisaron dos refugios antiaéreos, quedando al descubierto sus entradas durante la remodelación de 1988-1991 con cargo al Plan de Modernización y Equipamiento de Estaciones, se consiguieron restaurar estos casi 600 m² de superficie construida

 

  • Mural de la antigua estación

En general un aire afrancesado brilla en la estación de Almería, la luz meridional de sus decorativas cerámicas de vivos colores, rojos, verdes y azules, el ocre de sus paredes rebordeadas por la estructura metálica de tonos verdosos y grisáceos.

Quizás te interesen

Deja un comentario

Su nombre (obligatorio)

Su e-mail (obligatorio)

Asunto

Su mensaje