Diseño de Jardines con Cactus

Feb 13 2015

Diseño de Jardines con Cactus

Esta semana la estamos dedicando en Paissano a una tipología de jardín muy características de nuestro clima almeriense. Hablamos, como no podía ser de otra forma, de los jardines xerófitos.

 

Este tipo de jardines se basan en un consumo eficiente de agua al elegir especies autóctonas que se adaptan perfectamente al medio. La gran mayoría de especies de clima mediterráneo nos supondrán un ahorro del 60% de recursos respecto a otras que no estén aclimatadas a nuestro entorno.

Sin embargo, existe una gama de especies (bastante conocidas por todos) que son xerófitas por si solas debido a sus peculiares características, hablamos de las plantas crasas.

 

Los cactus pueden conformar jardines de alta gama con unas bajas necesidades hídricas y de mantenimiento, pero a diferencia de los arbustos o plantas vivaces, necesitan de un planteamiento de diseño más profundo para conseguir un efecto positivo en el jardín.

 

Por eso, desde Paissano queremos daros a conocer los distintos tipos de cactus según su forma y función. Saber como usarlos y combinarlos nos llevara a un buen final en el diseño de nuestro jardín.

 

Cactus y Color

 

¿Quién dijo que los cactus no tienen color? En estas especies el verde intenso es el color predominante durante todo el año. Pero existen especies que en la época de floración nos brindan colores que no tienen nada que envidiar a los arbustos de hoja caduca.

Una de las plantas a tener en cuenta, es el Agave (la famosa pita almeriense), esta especie ocupa mucho espacio y necesitaras plantarla directamente sobre el suelo, pero una vez haya florecido, su intenso cromatismo amarillo a lo largo de sus tres metros de altura te dejara boquiabierto.

La Opuntia o chumbera es una especie de poco uso en los jardines, sin embargo bien planificada puede generar masas verdes con un gasto mínimo de agua. Su fruto tiene colores que van del rojo al amarillo pasando por el anaranjado y además de ser muy vistoso es comestible.

Por último, una de mis especies preferidas: el Aloe. Esta especie crea una gran masa verde que aporta volumen y profundidad a tu jardín y dota en la mayor parte del año de una floración intensa roja que hará las delicias de cualquier jardinero amateur. Es una especie fácil de mantener y muy agradecida, además, se puede plantar tanto en maceta (aunque su crecimiento será menor) como en la tierra directamente si hablamos de un jardín.

La chumbera nos ofrece su cromatismo tanto en el fruto como en la forma.

La Altura como Hito

 

Si lo que buscas son especies que destaquen en tu jardín, no dudes en colocar cactus de porte singular en espacios focalizados. El efecto de los cactus columnares en un espacio es algo muy a tener a en cuenta a la hora de adquirir una de estas especies.

Pueden plantarse en maceta y llegar a alturas de hasta 10 metros, pero plantados directamente sobre el sustrato podemos llegar sin problema a los 15 metros.

Las especies más características de está tipología son los Cephalocereus y los Cleistocactus. Ambos pueden llegar a alturas de 15 metros y tienen un porte columnar que es la envidia del resto de especies.

Los cactus de porte columnar dotan a nuestro jardín de dinamismo y composición.

Los Cactus Ramificados

 

De todas las tipologías, cuando se habla de cactus suelen venir esta forma a la cabeza: un gran cactus verde con multitud de brazos de los cuales salen otros muchos brazos más.

Esta especie es una combinación de las dos anteriores, debido a que pueden llegar a poseer un gran tamaño (hasta 5 plantas de altura) y un volumen considerable debido a la amplia ramificación exponencial de la que disponen.

A la hora de plantarlos, hay que tener especial cuidado en dejar un área disponible para su crecimiento ya que pueden acaban ocupando espacios que no teníamos previsto con el paso de los años.

Las especies más conocidas de este tipo son el Cereus y la Euphorbia que podemos encontrar en cualquier vivero de la zona en su estado más pequeño (30-60 cm)

La ramificación de un cactus es algo que hay que tener previsto para evitar futuros problemas de espacio.

Cactus Bola

 

Por último dejamos una especie de cactus de un porte menor que hacen las veces de “setos con espinas” debido a su forma esférica y de baja altura.

Son ideales para colocarlos linealmente o evitar que los animales entren en el jardín y puedan causar algún destrozo.

Solemos verlos muy a menudo en rotondas y zonas publicas de nuestra ciudad debido a que su mantenimiento es muy bajo y su forma y porte es bastante singular.

Los Echinocactus son un ejemplo perfecto de este tipo de especies.

La composición de cactus de pequeño porte nos hace ver que el tamaño no siempre es lo importante.

Como veis, a partir de aquí es fácil realizar una combinación base de tu jardín teniendo en cuenta las características básicas de los jardines crasos. Si estas interesado en saber más sobre los jardines xerofitos y sus beneficios te animo a que leas la entrada más desarrollada que tenemos en Paissano sobre LOS JARDINES XEROFITOS Y LA XEROJARDINERIA.

 

Un saludo Paissanos, y a disfrutar del paisaje.

Quizás te interesen

2 Comentarios

Deja un comentario

Su nombre (obligatorio)

Su e-mail (obligatorio)

Asunto

Su mensaje