Bacus encuentra su sitio

Jun 06 2017

Bacus encuentra su sitio

Sé que a Bacus le exijo más que a otros bares y restaurantes de Almería. En eso tienen mucho que ver un par de cuestiones éticas personales y que sus aspiraciones siempre han sido estar entre los mejores y desde ese punto de partida hay que evaluarlo.

He intentado visitarlo al menos una vez al año desde que abrieron (julio de 2009), y siempre he encontrado aspectos que los hacían brillar junto a detalles que necesitaban ser pulidos.

Pero ha sido en mi última visita donde ya los veo asentados en el camino que siempre han buscado y en la dirección correcta para poder compararlos con los mejores “gastrobares” de otros puntos de España.

Seguramente tiene mucho que ver la llegada, en otoño de 2016, de su nuevo y joven jefe de cocina: Pablo Fuentes. Aterrizó con ganas y se nota. También trae la experiencia de haber trabajado con algunos de los mejores cocineros España como Martín Berasategui y Quique Dacosta. La creatividad se palpa más que nunca en la cocina de la renovada carta y además sorprende a la clientela fiel de Bacus con frecuentes novedades que marcan los productos de cada temporada.

La nueva cocina de Bacus se basa en dos pilares: Cocina tradicional española clásica (especialmente del norte) y fusión de las cocinas internacionales más exuberantes del momento, destacando el sudeste asiático.

En Bacus ya habían coqueteado con la cocina asiática desde los inicios, pero ahora han conseguido que sean los platos más sorprendentes e identitarios del restaurante ubicado en Aguadulce. Hacía mucho tiempo que no me sorprendía tanto un plato en Almería como la ‘Zamburiña Satay’. El molusco se presenta como una joya sobre una cama de lombarda y bañado en un brillante praliné saté de cacahuete.

También inolvidable el ‘Curry verde con albóndigas de vaca’, cítrico y colorista, como los mejores currys tailandeses. Y claro, si el bao al vapor es el bocadillo asiático de moda, en Bacus no podían faltar. Hay dos: de pato (con pepino, puerro y hoisin) y de cordero. Prefiero el segundo pero hay que probar los dos.

Otro de los platos a los que hay que darle una oportunidad es al ‘Pulpo al estilo Nam’, arriesgado, fresco, aromático y diferente a cualquier manera de presentar el pulpo en nuestras costas.

Se notan los viajes de los socios de Bacus a Oriente. Cada vez trasladan mejor la esencia de la gastronomía asiática a sus platos individuales y para compartir.

Como decía, también hay sitio para la tradición. La ‘tortilla de bacalao’ es casi perfecta. Y siguen apostando por clásicos del local como el ‘Steak Tartar de solomillo de ternera’, el chuletón, la Ostra “On the half shell”, el ‘Huevo trufado con crema de espárragos trigueros’. La actualizada ‘Hamburguesita de buey’ es jugosa como pocas.

Para la próxima visita seguro que caen la ‘Ensalada de papaya verde y pollo thay’, el ‘Ceviche Nikkei de atún’, la ‘Anguila ahumada’ y el ‘Canelón de rabo de toro y boletus’. De la carta de postres apetecen todos, pero de momento solo puedo recomendar la ‘Tarta de manzana estilo Miquel’.

Como siempre, el servicio es profesional, la selección de vinos excelente y la materia prima de primera. El local acogedor, aunque ya va pidiendo una actualización. Sin duda estamos ante uno de los templos gastronómicos de Almería. Abstenerse talibanes de la gigantotapa gratis.

Bacus - Tortilla de Bacalao

Taberna Bacus
Camino de los Parrales 330
04720 Aguadulce (Almería)
Teléfono de reservas: 950 341 354
Cierra los domingos

Quizás te interesen

Deja un comentario

Su nombre (obligatorio)

Su e-mail (obligatorio)

Asunto

Su mensaje