8 MUJERES

Oct 03 2017

8 MUJERES

A finales de los 60, en una casa a las afueras de una ciudad, una familia se prepara para celebrar la temporada de Navidad. Afuera, la nieve parece haber detenido al mundo.

Adentro, el dueño de casa apuñalado en su habitación de una cuchillada en la espalda. La nieve que sigue cayendo, el cordón del teléfono que ha sido cortado, el motor del auto averiado, las rejas de salida cerradas y la llave del cuarto que acaba de desaparecer, son todos condimentos que suman a la hora de generar un clima de suspenso y aislamiento para los personajes. De hecho, la resolución del misterio está latente entre ocho mujeres y a lo largo de la función se desvela que todas y cada una de ellas tienen motivo para ser la asesina.

Esta es la sinopsis de la obra de teatro que podréis ver el día 4 de octubre en el Teatro Apolo de Almería a partir de las 21:00h ( Donativo 5€ ). Una obra interpretada por los miembros de la Federación Almeriense de Teatro Aficionado, de la que os dejamos más información a continuación:

Ficha Artística y Técnica

  • Dirección y dramaturgia: Ramón Franco Reins
  • Diseño música, luces, escenografía: Ramón Franco Reins
  • Realización escenografía: Carmen Santos Sola
  • Vestuario: Actrices
  • Producción: Vaina Chevere Teatro

Actrices / Personajes

Carmen Figueredo / Gaby
Mariola Rojas / Pierrette
Inma Jordán / Augustine
Begoña Puentes / Catherine
Ana Almécija / Suzon
Maribel García / Mamy
Camelia Sánchez / Madame Chanel
Clara Padial / Louise

8 mujeres es una obra de Robert Thomas muy compleja, que ha tenido diversas adaptaciones incluyendo una versión cinematográfica. Como director he querido dedicarme a la intensidad de estas 8 mujeres y su relación entre ellas mismas, sus diferentes personalidades y motivos en la vida, y me he mantenido apartado de la intención de las otras versiones.

Es un drama, con algunos toques cómicos, que los dan las situaciones más no están allí con el ánimo de hacer reír al público. Al mismo tiempo las 8 actrices tienen personalidades totalmente diferentes, y al asignar los personajes quise que este fuese diferente a lo que la actriz era. No hay papeles protagónicos: todas lo son. Ninguna es más o menos importante que la otra. Al escribir el orden de las actrices lo he hecho por su relación con el tema. Ha sido una experiencia maravillosa, dura y extenuante, pero a la vez gratificante. Lo que no conlleva sacrificio y sufrimiento, no termina causándote alegría y felicidad.

La escenografía de la obra es solo un acompañante. Lo verdaderamente importante son los personajes. No me interesa distraer al público con escenarios grandiosos y música sublime. Lo justo para que se desenvuelva el tema. Aún así, no ha sido fácil. Me gusta trabajar con telas y tules. Son fáciles de transportar y colocar en cualquier escenario, y hacen buen juego con las luces.

Autobiografías de los personajes:

 

Me llamo Gabriela, pero me dicen Gabi. Estoy casada y tengo dos hijas, la mayor, estudia en un colegio de señoritas en Inglaterra, la pequeña, esta conmigo en casa y es la única que me alegra un poco la vida. Vivimos en una casa magnífica, ubicada en el campo lejos de la ciudad. En invierno algunas veces nos quedamos incomunicados por la nieve. Tenemos todo lo que deseamos pues mi marido, es un empresario acaudalado y costea todas nuestras necesidades y caprichos. Pero a pesar de que mi vida está rodeada de comodidades y lujo, me siento sola , vacía, como metida en una jaula de oro.

 

Me llamo Pierrette. Soy una mujer seductora, liberal, libertina, segura de mi misma, a veces cínica en mi foma de expresarme. Utilizo mis encantos femeninos para embaucar a los hombres. No obstante he sido “artista de gran talento” en París. Pura fachada, porque escondida tras esa máscara de mujer fatal, se esconde una mujer solitaria, abandonada cuando más lo necesitaba, dolida y necesitada de amor y del cariño de una familia.

 

Mi nombre es Augustine. Soy una mujer solitaria, neurótica, frustrada y amargada. Cuando mi padre murió, mi madre y yo nos quedamos en la calle, sin dinero, sin casa, solas… Y fuimos recogidas por mi hermana Gaby en su gran casa, con su rico marido y sus hijas. Yo no tuve la suerte de ella y he tenido que conformarme con cuidar de mi madre. Ahora hemos de vivir de la caridad de mi cuñado, del que estoy secretamente enamorada y de mi hermana, a la que envidio porque ella es todo lo que yo no soy: guapa y con un marido rico. Ello me hace sentir una gran amargura y me refugio en secreto en la lectura de novelas románticas.

 

Me llamo Catherine. Rozando los 17 años, soy la benjamina de la familia. Siento pasión por los libros de aventuras y misterio, lo que me hace ser una persona muy curiosa y observadora con el mundo que me rodea. Tengo mucha frescura y se como divertirme utilizando cualquier medio de mi entorno. Pese a la autoridad bajo la que convivo, la mayor parte del tiempo soy una joven rebelde e ingobernable con ganas de comerme el mundo, llegando a ser en ciertas ocasiones algo irreverente.

 

Soy Suzon. Soy una chica acostumbrada a que me lo den todo. Aún así, soy sensata, inteligente y cariñosa, la gran esperanza de futuro de mi padre al que adoro, aunque no se mucho del mundo puesto que siempre he estado muy protegida. Estoy estudiando en Londres, en un colegio exclusivo y de élite, ya que seré quien lleve el negocio familiar. Cariñosa, amable y buscadora de la verdad.

 

Soy Mamy. Una señora viuda con 2 hijas cuarentonas, a las que saqué adelante con mucha penuria económica, lo que me ha llevado a convertirme en una persona avara, egoísta y manipuladora, y a la que le interesa, por encima de todo, su bienestar personal.

 

Soy Madame chanel, ama de llaves de esta casa por casi más de quince años. Me siento parte de la familia. Siento un gran respeto por la señora de la casa y un cariño muy especial por la mayor de las hijas de la familia, mi querida Suzon.

 

Me llamo Louise, la doncella. Joven y atractiva, utilizo estas armas de seducción para ganarme el pan. Se que en la escala social soy la última, pero me siento privilegiada como mujer y no me voy a dejar avasallar.

 


Vaina Chevere Teatro fue fundado por Ramón Franco Reins en el verano del 2015, con la idea de realizar el montaje de una obra de Federico García Lorca, corta y con pocos personajes, para llevarla a Cuba a un intercambio cultural en la ciudad de Pinar del Río. La obra fue Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín, y tuvo mucho éxito tanto en Cuba como en las diferentes ciudades donde fue presentada en España. Debido a que una de las actrices, Carmen Figueredo, era la directora del grupo de teatro Almeraya, invita a Ramón Franco Reins a participar como actor en su puesta en escena de la obra de Jacinto Benavente “Señora Ama”, en el papel de Feliciano. Se crea entonces una camaradería con el resto del elenco y es así como se decide montar 8 mujeres, donde Begoña Puentes y Camelia Sánchez, actrices de Vaina Chevere Teatro, se suman a Inma Jordán, Mariola Rojas, Maribel García, Ana Almécija, y Carmen Figueredo, de Almeraya, además de la inclusión de Clara Padial, nueva actriz en el panorama almeriense.

Guía de Almería

Comercios asociados a nuestra guía

Quizás te interesen

Deja un comentario

Su nombre (obligatorio)

Su e-mail (obligatorio)

Asunto

Su mensaje